10.10.09 10:48 p.m.

Con el culo en la mano de DIOS


Lo único que se le pide a una selección nacional, y sobre todo a la selección argentina es que nos de alegrías. Si jugó bien o mal hoy contra Perú, es una discusión que no conduce a ningún lado, solamente porque se ganó. Pero no se puede dejar de mencionar el minuto que pasó desde el gol fatídico de nuestros hermanos latinoamericanos hasta San Palermo donde una enorme cantidad de gente (entre los que me incluyo) pateamos televisores, tachos, y todo lo que había a la mano. La vida real es demasiado dura como para seguir peleándola aún en los espectáculos deportivos, compañeros. Si Messi está aburguesado o si Palermo es un Troncostar no importa un pepino. Muchachos, están ahí para alegrarnos la tarde, la noche o lo que sea! . Es un entretenimiento por excelencia (además del negocio subyacente), es decir, no podemos seguir en el infarto del último minuto.

La jugada de Grondona está a un punto de estallar. A mi criterio, cuando caducó la era Basile era necesario poner a Maradona para darle el gusto (recordemos el enfrentamiento mutuo). Era una estrategia para perder, para restarle peso al crack una vez que la falta de experiencia decantara en malos resultados deportivos. Y de ahí pensó Grondona, no se vuelve. Esta era la mejor manera de sacarse de encima el acecho permanente de Maradona, que quería a toda costa ser el técnico de la selección y criticaba desde la tribuna de enfrente los malos resultados. Sin embargo, como dijo el DIEGO, el barba se dió una vuelta por River y le dió un poco más de rosca al asunto. Pero pregunto: Cuanto tiempo más seguiremos enroscados en roscas que no nos pertenecen? ¿No era mejor preservar al crack de semejante exposición y darle un poco de rodaje desde otro lugar previamente? A Diego se lo banca por historia personal y deportiva, por sus aciertos y por sus desaciertos. Pregunto sin embargo si esta banca generalizada se hubiera perpetuado de no haber arribado al final con un gol de ventaja, tal vez con un empate.La respuesta a este interrogante, queda a criterio del lector.
El deseo mayoritario (obviamente me incluyo) es que a Diego le vaya bien, y que el miércoles le rompamos el arco a Uruguay con dos goles de Palermo. Una vez clasificados, con más tiempo de entrenamiento juntos, el futuro de la selección seguramente se resolverá en aguas más claras y tranquilas. Hoy por hoy, el objetivo está cumplido: estamos todos roncos y contentos.

Quedaron en el tintero muchas frases:

Hizo falta tanta agua para apagar tanto fútbol (ponga Perú o Argentina y la frase anda igual).

Nos costó un Perú y la mitad del otro.

El barba es amigo de Diego, pero llegó al final del segundo tiempo porque se quedó atascado en un piquete en Lezama.

Con el culo en la mano de DIOS. <------ creo esta es la más acertada

7.10.09 12:10 a.m.

Comentario del libro "El campito" de Juan Diego Incardona


Vi el comentario en página 12 y dije: esto es para mí. No es que corrí a la librería, pero apenas tuve oportunidad lo compré. Se trata de una ficción con muchas puntos de contacto con "el eternauta" de Oesterheld. El relato está ambientado en 1989, en el conurbano bonaerense. El protagonista es "Carlitos, el ciruja", y para nombrar solo algunos personajes están los enanos peronistas que viven en el Barrio Mercante, las censistas (mujeres peronistas muy bravas) riachuelito (un bagre enorme producto de la contaminación) y el "esperpento" (monstruo de diez metros que tiene las manos de Perón). En esta historia las barriadas tienen forma de proceres como Ciudad Evita y las calles desconocidas no conducen a ningún lado. La batalla del Mercado Central, es el combate final entre las huestes peronistas y la oligarquía, que Carlitos relata ante una multitud que comienza a desempolvarla del olvido.

Este texto es mucho más que una aventura "adornada" con personajes y lugares reconocibles de la historia Argentina y del Peronismo. Los guiños son múltiples pero además, el relato está muy bien armado y no pierde emoción.

Recomiendo enfáticamente a todos los compañeros leerlo. A todos les digo que yo no lo presto: lo voy a leer de nuevo y obviamente se liga la calificación mayor 5/5

4.10.09 7:29 p.m.

¿Existen los extraterrestres? - Artículo de la Revista 23 - 04/10/09


Enlace al artículo de veintitrés <----Ernesto Tenembaum ¿Existen los extraterrestres? Leemos a Scalabrini Ortiz: “El hombre de Corrientes y Esmeralda es hombre de improvisaciones y no de planes, es un hombre fiado en la certeza del instinto, en sus intuiciones, en sus presentimientos. En una palabra: es el hombre de pálpito. El hombre de Corrientes y Esmeralda no reflexiona. Ignora ese escalonamiento de la cordura que es la deliberación. No premedita: actúa o se abstiene pero no calcula.” Al igual que Francis Fukuyama cuando pronosticó el fin de las ideologías, Ernesto Tenembaum augura el fin del Peronismo en la edición del 4 de octubre de la revista veintitrés. Más allá de su columna que debería llamarse "ganas de provocar", estoy convencido que no aporta nada nuevo en la discusión política desde hace rato. Parte de su obsesiva y recurrente preocupación por la pérdida de poder real del Kirchnerismo en poco tiempo, y lo hace extensivo al peronismo, en donde el único intento de crítica “seria” hace foco en la política social del gobierno, que a todas luces desconoce, por más que cite a Daniel Arroyo no sabemos de dónde. Yo quisiera saber cuál es el motivo que impulsa a un periodista que está bien considerado por sus pares a escribir semejante ridiculez, tan livianamente y descuidando su propio prestigio, construido al calor de la legitimidad de "los medios influyentes" como el mismo define a su participación en los programas del grupo "Clarín" en su columna anterior. No se trata solamente de ganas de embromar. No quiero conjeturar nada al respecto, pero lo voy a hacer: ¿Será que uno lo lee demasiado en serio? ¿Será que se le coló un artículo para la revista Barcelona? A mi criterio no existió, exceptuando los gobiernos de Perón, un gobierno más “peronista” que el actual, en cuanto a la tradición clásica. Lo invito a E.T. y a los lectores que no han tenido oportunidad de ver el documental filmado en puerta de hierro “la revolución justicialista” y compare los postulados que el mismo Pino Solanas (co-realizador) titulaba como las banderas “Peronistas” y lo compare con los actos de gobierno de N.K. o C.F.K. Ahí encontramos “la repatriación de la deuda”, “la estatización de los servicios públicos” y otros núcleos duros que en materia social y política son coincidentes en tanto proyecto nacional y popular. La mirada de E.T. está tan sesgada que evalúa el fin del peronismo al observar los reveses electorales de la elección de junio pasado en cinco distritos. (decidlo ENZO!!!): una verdadera pavada. El peronismo, mal que le pese al gorilaje, es a la política argentina como el cristianismo a la cultura occidental: no se puede entender el uno sin el otro. Yo creo que la embestida de ciertos sectores deviene precisamente de su tradicional capacidad transformadora y autotransformadora: le pegan al peronismo más por sus aciertos que por sus desaciertos. Se acerca el 17 de octubre, fecha de encuentro para muchos argentinos, y aunque E.T. esté solo y esperando como en los textos de Scalabrini, hay cuerda para rato. Y los extraterrestres no existen, pero que los hay, los hay. Algunos siguen atrincherados en Corrientes y Esmeralda y tienen cada vez más pelos como King-Kong.

Seguidores

Favoriten's Blogs

Labels

Followers