Benjamín (Brad Pitt) es un hombre que nace viejo, y posee una extraña alteración del ciclo biológico en relación a todos los demás seres vivos: nació viejo e irá rejuveneciendo. Con este dato solamente uno puede adivinar el devenir de la película. Es demasiado larga para mi gusto, con buenas actuaciones y fotografía. Es posible que sea un argumento original, con buena terminación y detalles. A mi personalmente no me convence ni la duración ni lo predecible de la trama. Bien ambientado y contado. Con una hora menos se entendía también. (2/5)