Vicky y Cristina viajan a Barcelona. Son dos amigas muy distintas, como lo señala la voz en off. Se trata de un triángulo amoroso, con condimentos y algunos gags. El relato es lineal y claro. Desde el punto de vista psicológico, se pueden entrever las intenciones de Woody Allen: retratar una historia en donde el amor es el protagonista, los tropiezos, la búsqueda del equilibrio emocional en medio de un triángulo amoroso...A mi criterio, se queda en el intento. La película no me gustó para nada, y me resultó absolutamente olvidable. Si de buscar algún mérito se trata, podría estar dado por la búsqueda de un escenario alternativo (en este caso europeo) . Cuando esperamos un cierre digno para este bodrio nos quedamos con las ganas. Luego de Match Point, se esperaba ansiadamente este estreno de Woody Allen. Se esperaba como el agua en el desierto, pero se nos escurrió entre las manos.(2/5) dos sobre cinco