Un programa de preguntas y respuestas. Un chico de la calle devenido en sabelotodo. Si uno se quedara con el argumento solamente, no iría al cine ni entendería el porque de tantos premios. Jamal es un sufrido chico de la calle de Bombay que responde las preguntas en un programa de televisión. El relato está armado en torno a cada respuesta y el protagonista va remorando su pasado y su presente con cada explicación, a partir de la sospecha de fraude y el interrogatorio policial. Jamal ha vivido en condiciones de marginalidad, sobreviviendo a la pobreza extrema y los múltiples peligros de la calle. Imperdible film que a mi criterio rompe con muchos estereotipos hollywoodenses (con otros claramente no). 4/5