La conquista del honor es un film para todos los gustos. Obviamente, es apta para los fanáticos del cine de acción, con algunas escenas fuertes, pero bien dosificadas. También es apta para los que buscan en el hilo argumental, conexiones para el entendimiento del devenir histórico. A su vez, refleja el costado circense del norteamericano tipo, para quién una fotografía en esa época podía valer más que los sucesivos partes de guerra. Impecablemente filmada y narrada, la película entrega una crítica breve pero efectiva, al ser nacional estadounidense, plagado de racismo y nacionalismo mal entendido. Dejo picando una pregunta...se puede esperar más de Eastwood en su rol de director? ®®®® <---mi calificación es 4