El protagonista es empleado en un astillero. Tiene 61 años y mientras la empresa decide despedir al personal, el tiene que recuperar su dignidad. Con la ayuda de su familia decide construir un restaurante en un barco reciclado. La trama está poderosamente retratada en clave de la vida cotidiana del protagonista y sus allegados que son descendientes de árabes en Francia.Tal vez a mi criterio se le podían haber recortado algunos minutos. De todos modos tiene tanto suspenso como un policial, y retrata como en una telenovela los rasgos salientes de cada personaje. 4/5