Este libro intenta responder una pregunta que en algún momento, todos nos hemos hecho. El porqué del odio de parte de la clase media a las mujeres en el poder. A mi criterio, las preguntas guía del texto están de entrada orientadas a tratar de trazar puentes entre las tres presidentas (Evita, Isabelita y Cristina). Ahí reside en mi criterio, lo más flojo del intento.

Las conclusiones a las que arriba el autor intentando ser objetivo es que la condición de mujer tiene un peso específico a la hora de evaluar el desencanto de cierta porción de la clase media con las presidentas mujeres. Sin embargo, se pierde espacio y tiempo en un anecdotario conocido y muy trillado, que no logra hacer foco en esas cuestiones claves que si son importantes. A mi criterio, hubiera sido necesario hacer un análisis de los sectores gorilas que tienen una postura de odio hacia Cristina y Evita, más que pensar para el caso de la primera en cuestiones de estilo, de vestimenta que son más para un anecdotario de revista de modas que para un análisis político. Se rescata el intento, aunque por supuesto, no me gustó. Le pongo 2 y 1/2 sobre cinco porque intenta ser exhaustivo y barrer todo el sentido común.