Nota<--------click acá

El hombre que está solo y no es pera.

El espacio entre “es” y “pera” del título de la nota no es un error de tipeo. Es a propósito. Sucede que E.T. no es pera, ni durazno, no canta ni deja cantar, no ladra ni muerde, ni siquiera es “no” ni “si”:es ni. Es lo se denomina un huérfano político. Desea (y queda muy en claro en la nota) haber tenido una identidad política alguna vez. Admira con indisimulable envidia a aquellos que se sienten cobijados por alguna utopía o simplemente por convicciones fuertes. También a algunos que se sienten cobijados por la patria misma, sin necesidad de tener un techo ideológico o político. La metáfora que utiliza E.T. sirve para entender a la clase media que coquetea con la izquierda y sin embargo termina siendo funcional a la reacción: la intemperie. La intemperie es antónimo de pueblo, de patria, de nación, de construcción, de casa…Con desacierto E.T. incorpora entre sus adalides de la intemperie a Victoria Donda, a Alcira Argumedo, a Margarita Stolbizer, y otros como “Dirigentes que, con todas las dificultades del mundo, en cada caso intentaron defender su propia agenda sin encolumnarse con personajes, por decirlo de alguna manera, poco defendibles, sin buscar a cada paso el lugar donde calienta el sol…” Y aquí la mayor contradicción, que encierra su propia y desafortunada metáfora: donde calienta el sol hoy en día, es precisamente a la intemperie.
El autor de la nota se coloca en el medio de Abel Posse y Aníbal Fernandez, intentando proponer una falsa dicotomía entre la Mafia quilmeña y la militada reaccionaria. Desde ese punto de vista la verdadera tercera posición es la de E.T. y la de los diputados de centro-izquierda no-alineados con el FPV.
La gran pregunta es como semejante pavada hace perder tiempo de lectura que podrían ocuparse con otros espacios más interesantes…sin embargo, a decir verdad, me resulta muy atractivo leer la opinión de la “inteligenzia” porque como decía Jauretche: les falta estaño.