Leo: "Los senadores y diputados que votaron en contra y la población que se opone o que rechaza y discrimina por cuestión de género y orientación sexual, la mayoría de las veces sin darse cuenta de que está discriminando, no serán convencidos con argumentos racionales o puramente sociológicos. Como dijo Cristina Kirchner, será el tiempo y la vida misma la que hará que muchos de ellos, la mayoría, vayan cambiando de idea. Serán historias como las que se cuentan aquí, antes que un nuevo debate político. Porque no se trata de convencer sino de disolver miedos y prejuicios que suelen ser usados como herramienta de control y superioridad. Muchas veces más de las que les gustaría reconocer a los políticos, la política se hace de esa materia, de miedos y prejuicios, para disiparlos o para alimentarlos."