Ahora si podemos decir que el congreso estuvo a la altura de las circunstancias. La Argentina se convierte así en el primer país de latinoamérica que no discrimina acerca de la elección sexual de las personas a la hora de  contraer matrimonio. De este modo, esta igualación de derechos inédita en nuestra región se convierte en un antecedente mundial y probablemente será acompañado en las legislaciones del resto de los países hermanos que así quieran hacerlo.

Algunas reflexiones que quedaron en el tintero del día de ayer:

Lo peor del debate: los argumentos de discriminación inversa (Escudero) con chicanas jurídicas de baja estofa. Chiche Duhalde y su discurso vacío y rimbombante, con energía pero carente de argumentación y de toda pertinencia en cuanto al tema que se trataba en el recinto.Cano de tucumán (incalificable).

Lo mejor del debate: las argumentaciones que hacían foco en el centro de la cuestión, separando claramente el derecho civil de los ciudadanos a su elección sexual.

Hoy más que nunca la foto que ilustra este post, no nos debería llamar la atención más que cualquier beso, más que cualquier otra.